13/4/15

Todo mi blog escribiendo lo mismo.
Dejaré de ser monotemática.
Esto aplica a mi vida.

12/4/15

inventados

Quiero escrirbirte mi historia de los sucesos, a nadie, porque ese sujeto es como un nadie. Quizás es parte de un invento mío.
Pero me pregunto acaso uno es demasiado exigente con ciertas cosas. Y sí, mi respuesta,  es tajante en este sentido. No se puede exigir amor ni nada por el estilo, es como pedirle a alguien que haga flexiones y no tenga brazos. Porque o nace o nace, o si no, no existe. Y cuando empezamos a notar esa falta de afecto, de compromiso que sucede, te pones vulnerable y arruinas todo, porque el otro es nadie, no existe. Mi historia comenzó así, tengo un bebé nuestro, 7 años amando mucho a una persona que nunca existió, porque yo la inventé. Y entonces, me doy cuenta que esa persona que si existía era egoísta, y yo dale, no seas egoísta!, otra vez.. pero no seas egoísta!, y claro, yo tampoco existía para él, también era un nadie, un nadie sin necesidades que complacer. Y después pasó lo peor, los existentes se encontraron y no se tocaban, yo, la existente enamorada pidiendo arrumacos, él alejándose ante mis exigencias. Y  listo, era una historia que tenía un final visible ante todos. Mientras mi semillita crecía en mi vientre y le gusta sentirse amado, que le abracen, alguien sentía rechazo ante mi cuerpo desfigurado, fruto de su propio cuerpo. Que rabia y pena. Y después ante la ausencia de ese amor contemplativo, seguían las exigencias, ¿Dónde está el amado existente?... ¡¡existes!! álo.. y bah era una pregunta retórica, y quizás si era muy exigente para un ser que no existía. Y después la desesperación y la presión y pafff.. se encontraron los reales amantes. Ahora el presionado no amaba a mi verdadero yo, ya no sentía nada. Y eso le daba lata.
Que historia.
Antes no estaba mi semillita, espero que ahora sea todo esto verdad.
Espero que esta historia acabe aquí.
No vengas no vuelvas no te amo, amo a mi invento.